El gasto en apuestas en Euskadi ha crecido un 4% en el último año.

Alertan sobre la proliferación de locales de este tipo y sobre el bombardeo de publicidad.

 

Hemos pasado de gastar 340 millones de euros en 2017 a 354.862.111 en 2018. Ese aumento de las apuestas se traduce también en un incremento de personas que piden ayuda en nuestra asociación. Cada vez llegan más personas con un desastre económico a sus espaldas y con el desconcierto de no saber lo que les ocurre.

En la conmemoración del Día Internacional del Juego Responsable, el pasado 17 de febrero, Aloña Velasco entrevistaba a Josean Fernández e Iván Hernández para su programa ‘A vivir que son dos días Euskadi’ de la Ser.

Las personas adictas que acuden a Aergi apuntan a la proliferación de locales de apuestas deportivas, al bombardeo de la publicidad y a los juegos online como nuevos reclamos de dependencia. “Hablamos de gente joven, de 25 a 40 y pocos años, de acceso tecnológico fácil, de perfil profesional medio-alto“, concretaba Fernández, presidente de la Asociación.

“Se trata de hacer cantera”

En teoría, los menores no deberían poder acceder a este tipo de establecimientos, pero lo hacen “sin problema”, aseguraba. “Se trata de hacer cantera”.

Velasco trasladó a continuación las afirmaciones de Josean Fernández al director de Juegos y Espectáculos del Gobierno Vasco, Aitor Uriarte, quien además habló en su intervención sobre el recientemente constituido Observatorio Vasco del Juego.

Por su parte, Iván Hernández relató cómo sus problemas con el juego le llevaron a Aergi y lo que ha cambiado su vida en 4 años de rehabilitación. “No me di cuenta de que tenía una adicción hasta que vine aquí. No sabía que tenía una enfermedad tan grave como la que tengo, me lo tuvieron que decir”.

Dejó las drogas ilegales pero con el juego no pudo

Desde que se levantaba hasta que se acostaba, Iván se pasaba el día apostando. A veces en los salones de juegos, a veces a través del móvil. Y aunque antes había conseguido dejar las drogas ilegales, con la adicción al juego no podía.

“Empecé a sentirme mejor cuando decidí rehabilitarme por y para mí”, aseguraba. “El gran cambio fue dejar de fumar [tabaco], porque sentí que era libre por primera vez en mi vida“.

Escucha la entrevista radiofónica completa >


SI TE INTERESA ESTE TEMA, TIENES QUE VER LOS SIGUIENTES POSTS

Jóvenes ludópatas en rehabilitación: engancharse al juego siendo menor

¿Qué es el juego patológico? Clasificación. Tipos de juegos. Potencial adictivo