Analizamos las dificultades y premios que nos va presentando la vida, y la actitud que nos conviene adoptar ante ellas.

En nuestra última charla del primer lunes de mes, el pasado día 5 de agosto, volvimos a tener el gusto de recibir en AERGI al profesor e investigador de la universidad de Deusto y especialista en inteligencia emocional, Rogelio Fernández Ortea.

El especialista consiguió atraer a casi un centenar de personas llenando así nuestra sala de conferencias un día más.

Amistad y desencuentros

Fernández aboga por vivir las dificultades como «algo complementario a las bondades de la vida» y por poner atención en uno mismo y «quererse como el mejor amigo que vamos a tener durante toda ella».

Por este motivo, recomienda desoír a nuestra «mente inquieta y bulliciosa», que parece «tener como labor principal distraernos del momento presente», con lo que «nos roba disfrute e intensidad vital».

El profesor abordó además el tema de la amistad ligándolo a los desencuentros. En este sentido, aludió a «los encuentros tras los desencuentros», en los que se nos presenta una estupenda oportunidad de «borrar motivos y causas como nubarrones pasados».