CONSECUENCIAS CLÍNICAS

Estas varían mucho más que las consecuencias físicas y psicológicas. La clínica de una mujer de tipo 1, tipo 2, y tipo 3, varía dependiendo en gran medida de la edad de inicio de consumo, del tiempo consumiendo  y la cantidad  consumida.

 TIPO 1

– Mayor tasa de mortalidad que las no bebedoras.

– Problemas hepáticos y digestivos.

– Aumento de cancer de mama.

– Osteoporosis.

– Fracturas óseas (rotura de cadera).

  – Consecuencias ginecológicas:

  Menopausias prematuras.

  Aumento del deseo sexual con disminución de la excitabilidad  

  fisiológica.

  Abortos.

  Amenorrea.

  Menstruación irregular.

  Síndrome premenstrual.

 TIPO 2:

– Hipertensión arterial.

– Anemia.

– Alteraciones metabólicas y del SNC  ( Sistema Nervioso Central).   

– Obesidad.

– Lesiones como consecuencia de accidentes.

– Alteraciones analíticas.

– Problemas de sueño.

– Alteraciones hepáticas y digestivas.

– Embarazos

No deseados.

Abortos espontaneos.

Bajo peso fetal.

Aumento de la mortalidad perinatal.

Tres veces más riesgo de partos prematuros.

Alteraciones fetales.

SAF (Síndrome Fetal Alcohólico).

TIPO 3

– Lesiones como consecuencias de accidentes.

– Alteraciones del aparato digestivo:

   Nauseas

   Gastritis aguda

   Diarrea

–  Embriagueces patológicas

– Comas etílicos

– Anemia

– Sexuales

Disminución de la capacidad sexual (anorgásmia)

Relaciones de riesgo

Embarazos de riesgo

Infecciones

Sida




aer.aergi@gmail.com


                                                                                  tlfnos: 943 37 42 90 – 688 86 15 51


                                                                                 Alcohólicos en Rehabilitación Gipuzkoa