PROBLEMAS GINECOLÓGICOS

Uno de los problemas más comunes del consumo de alcohol son las consecuencias ginecológicas. En un estudio realizado en consultas ginecológicas, los médicos identificaron correctamente entre un 25-50% de los trastornos por uso de alcohol.

Se demostró que, aunque el alcoholismo suele pasar inadvertido por los médicos, este hecho era especialmente relevante en el caso de las mujeres.

Consumos superiores a tres o más copas al día se relacionaron con un aumento del riesgo para el cáncer de mama. Se ha relacionado con amenorrea, menstruación irregular y síndrome premenstrual. El alcohol disminuye la función sexual, incrementando la latencia y disminuyendo la intensidad del orgasmo. Puede aumentar el deseo sexual, pero la excitabilidad fisiológica disminuye.

Otras veces ocurre que la intensificación de la ingesta etílica se produce tras la existencia de problemas de reproducción. Esterilidad, aborto, partos prematuros e histerectomía (extirpación quirúrgica de útero), se acompañan de trastornos por uso de alcohol.

Se ha señalado que las mujeres con disfunciones sexuales o reproductoras, podrían utilizar el alcohol para afrontar su insatisfacción sexual, o también que el alcohol podría explicar este tipo de disfunciones.

En cualquier caso, quienes beben alcohol de forma importante, no suelen utilizar anticonceptivos e incrementan sus conductas de riesgo.

 

aer.aergi@gmail.com

 

                                                                             tlfnos: 943 37 42 90 – 688 86 15 51

                                                                             Alcohólicos en Rehabilitación Gipuzkoa