EL FACTOR PSICOSOCIAL

 

 

Se ha demostrado que determinadas experiencias juveniles podrían aumentar el riesgo de alcoholismo en la edad adulta de las mujeres. El abuso sexual durante la infancia y el consumo de otras drogas durante la adolescencia son factores de riesgo acentuado.


El abuso de alcohol durante el periodo universitario también se ha señalado como un factor predictor del alcoholismo posterior.

La edad más precoz de la primera intoxicación  y el haber empezado a fumar tabaco tempranamente, se asociaron también con problemas de alcoholismo durante la edad adulta.

 

 

El alcoholismo representa un mayor riesgo para la integridad física y la vida de la mujer, pues esta enfermedad la expone a frecuentes atentados sexuales. Sexo no consentido, pero tampoco negado.
Durante los años de consumo, muchas de ellas se ven gravemente ultrajadas. 

La manera de beber se hace más ávida y frecuente por la rabia de no poder controlar la situación, la culpa adquirida, y la baja autoestima. No soporta la vida que lleva y le falta tiempo para beber, de manera que todo y todos le estorban para poder hacerlo.

Siente que falla en las relaciones personales, en el trabajo y en el hogar. El sentimiento de mala madre y los reproches por parte de sus más allegados se hacen cada vez más dolorosos e insoportables. Y la «CULPA» aparece con bandera de campeona.

 A estas alturas su vida ya es un profundo fracaso y cuanto más fracasada se siente, más necesita beber. Aun a sabiendas que de seguir haciéndolo, puede perderlo todo. 

 

 «SE SIENTE FRACASADA,

CULPABLE 

Y SUCIA» 

aer.aergi@gmail.com

 

                                                                                 tlfnos: 943 37 42 90 – 688 86 15 51

                                                                               Alcohólicos en Rehabilitación Gipuzkoa